Un detectivity familiar para Navidad

Hola amigos y amigas,

aprovechando la sobremesa de la comida de Navidad y para evitar encender el televisor, hicimos la prueba "Detectivity Christmas Snowman".

Participaron en el juego mi madre, mi cuñada Ana y las cuatro niñas Mariona de ocho, Georgina de cinco y las pequeñitas de tres años Claudia y Carlota. Son edades muy diferentes y hay que ser cuidadoso en como se organiza el juego para promover la participación de todos. Tuvimos el acierto de hacer dos grupos, los que llevaban el juego, la abuela, mi cuñada y mi hija mayor Mariona y encargamos a les tres niñas pequeñas la labor de perseguir las pistas por toda la casa. Las pruebas las leía Mariona pero como el juego está hecho con letra de palo Georgina leyó alguna de las pruebas. Las mayores se dedicaron a ordenar las ideas de las pistas del papel para que las pequeñas pudieran pensar. La verdad es que Claudia y Carlota disfrutaron de corretear por la casa buscando las pistas escondidas. Tendríais que ver la cara de satisfacción con la que volvían cada vez que encontraron una. Su cara era felicidad en estado puro. Georgina y Mariona disfrutaron mas descubrir pero sin olvidar dejarles correr para buscar... Son algo mayores pero les encanta correr y encontrar. Os quedaríais sorprendidos de ver como a todas las edades les gusta correr y encontrar. Y el diploma les hizo sentirse super-orgullosas de su logro.

Hicimos el juego en medio del salón con mi padre, mi tío, mi abuela, mi hermano y mi marido. La diversión de las niñas era diversión para los mayores, era como si estuvieran viendo en directo una película. Les encantó, sobre todo a los mas mayores pues las veían tan felices y tan cerca de ellas que fue como si ellos también jugaran.

En resumen, una experiencia excelente tanto en el rato en el que el juego estaba en curso como después recordándolo.

¡Recomendable cien por cien!

Roser




Deja un Comentario

Tu email no será publicado