Detectivity: Un sueño hecho realidad

Hola amigos de Detectivity:

En este post vamos a contaros como se origina la idea de crear Detectivity.

Si nos conoces un poco sabes que Detectivity es el resultado del trabajo de dos personas, amigas desde la universidad, que apuestan por una idea innovadora (o loca) después de un cumpleaños infantil. Así de simple, pero esto que se explica tan rápido de modo resumido es, en realidad, la suma de muchas circunstancias.


Lo primero a comentar es donde surge la relación de amistad que acaba dando lugar a Detectivity. Detectivity es un proyecto de dos personas, Susana y Roser. Somos dos mujeres trabajadoras madres de familia que se conocen allí por el año 1993. Coinciden en su primer año de carrera en la facultad de física de la Universidad Autónoma de Barcelona. Durante cinco años, compartimos horas y horas de estudio y de biblioteca. La carrera de física es una carrera que exige mucha dedicación y cierta profesionalización de método de estudio. Nos pasamos sufriendo los dos primeros cursos, pero, después de las primeras dificultades, conseguimos coger el ritmo de la carrera y en cinco años salimos de la universidad con la titulación y preparadas para la búsqueda de trabajo. La búsqueda de trabajo era indiscriminada, tanto hicimos entrevistas para hacer el doctorado para la especialidad de física de los materiales, como para hacerlo para la pedagogía de la ciencia, para ser maestras de instituto e incluso hicimos castings para ser mujeres del tiempo.

Iniciamos nuestra vida laboral en el mismo negocio, pero en empresas diferentes. Nos dedicamos las dos a la consultoría tecnología. Otra vez, nos encontramos con un entorno muy exigente y que reclama de nosotras muchas horas.

En paralelo a la incorporación a la vida laboral, iniciamos nuestra vida en pareja con dos maravillosos hombres que 20 años después siguen siendo nuestros mejores compañeros de viaje. La maternidad llega, pero en dos tiempos, una empieza mucho antes que la otra. De nuevo, coincidimos en número de hijos y sexo, las dos tenemos dos preciosas niñas que son nuestros tesoros.

Laboralmente, vamos tirando hasta que de nuevo el destino nos prepara una sorpresa inesperada. 20 años después de conocernos en la universidad nos reencontramos en el trabajo como compañeras de departamento. De golpe, volvemos a coincidir todos los mediodías con nuestro táper. Y es en el “momento táper” en el que gestamos Detectivity. Esta iniciativa es la que hace cinco o seis que iniciamos y abandonamos o, mejor dicho, la dejamos en el congelador para mejores momentos. Detectivity, entre todas las ideas, es la segunda que implantamos de verdad. La primera es un blog de autoayuda laboral en el que escribimos dos o tres veces por semana sobre lo que nos ocurre a los trabajadores de empresas grandes o muy grandes.

Situamos el nacimiento de Detectivity en octubre de 2018 con los preparativos de una fiesta del pijama para celebrar el cumpleaños de una de nuestras hijas. Andamos locas para conseguir contenidos para distraer a cuatro fierecillas. Buscamos, buscamos y buscamos y al final decidimos construir. En esa pijamada se hace un esbozo de nuestro producto. Y en esa fiesta, testeamos con lo que será el producto por primera vez. En esa pijamada vimos como las invitadas, en ese caso, todo niñas de 8 años, disfrutaron con las pruebas y se esforzaron de lo lindo para resolver juntas los retos que les fuimos presentando. Fue una tarde mágica en la que vimos que para distraer hace falta imaginación y que para preparar algo imaginativo y resultón hace falta tiempo. Y el tiempo, como bien dicen los que entienden, es un tesoro y muchas veces es escaso. Pues, a la vista de eso ¿por qué no ayudar a aquellos que quieren ver magia en los encuentros de sus hijos y no disponen de tiempo para dedicar a los preparativos?

Posteriormente a esa fiesta, preparamos un segundo juego de pistas. En esta ocasión para una fiesta de adolescentes. Pensamos cual seria la temática que interesaría a niñas de 13-15 años y dimos con una temática de lo más actual, las instagramers. Construimos un juego en el que se combinan pistas tradicionales y pistas que requieren de tecnología y consultas en redes sociales para ser resueltas. Para nuestra sorpresa, la experiencia tubo el mismo éxito que en el juego de las niñas de 8 años.

Y eso fue lo que nos hizo decidir montar algo entorno a la idea de construir juegos de pistas para realizar en casa para distraer a niños y niñas invitados a una pijamada.

Los tres meses previos a iniciar nuestra actividad fueron meses de trabajo intensísimo. Detectivity para nosotros es una segunda actividad, seguimos teniendo nuestro trabajo. Así pues, os podéis imaginar que Detectivity para nosotras significa horas y horas extras a partir de las 9 de la noche y muchas, muchísimas, en fines de semana. Hemos trabajado de madrugada, días enteros de nuestras vacaciones, con nuestras hijas haciéndose compañía entre ellas mientras nosotras hacíamos revisión de juegos para dejarlos impecables para subir a la tienda.

Y cuando decidimos arrancar, queda lo mas difícil. Pues hasta el arranque se trata de trabajo y de horas. Después se inicia la etapa de hacer conocer al mundo nuestra idea de diversión. Y eso es lo que se ha hecho mas difícil. Vender camisetas debe ser dificilísimo pues la competencia es enorme. Pero vender algo que la gente no conoce es todavía mas difícil. Hay que conseguir que el público, y futuro cliente, entienda cual es el producto que ofrecemos en Detectivity. Y, en segundo lugar, una vez lo ha entendido hace falta que se animen a comprar el juego para ofrecerlo a sus invitados. Y en eso estamos ahora. Trabajando durísimamente para darnos a conocer y que la gente incorpore nuestros Detectivitys en sus fiestas y celebraciones.

No queremos abandonar el post sin hacer mención de aquellos que nos han apoyado o ayudado, de una manera u otra a que Detectivity sea una realidad.

Queremos dar las gracias a:

  • Nuestra familia por la paciencia y comprensión al vernos horas y horas sentadas delante del ordenador trabajando para Detectivity y no haciendo cosas con ellos.
  • Nuestras madres por ese apoyo incondicional que todas las madres dan a sus hijas, aunque vean que se están complicando la vida, pero que las apoyan por que las ven felices e ilusionadas.
  • A Judit por ayudarnos en el papeleo.
  • A Palbin por existir. Sin Palbin no nos habríamos lanzado a construir nosotras mismas una tienda online. Lo intentamos con otras plataformas y no lo conseguimos, casi que abandonamos, de hecho, pedimos presupuestos a profesionales del diseño web y del marketing digital y, aun así, nos decidimos por ellos.
  • A nuestros primeros compradores que fueros pioneros y vieron lo que les ofrecía Detectivity.
  • Y finalmente, a nuestros seguidores en las redes sociales. Gracias a cada uno de ellos, Detectivity y sus juegos de pistas empieza a ser un producto conocido válido como alternativa de diversión para una fiesta de pijamas.

Esperamos de todo corazón que Detectivity os guste tanto como nos gusta a nosotras. Es un proyecto del que estamos plenamente enamoradas por que es distinto a todo lo que hemos hecho antes y es un proyecto en el que todo, todo depende de nosotras.

Susana y Roser.



No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado